«Y cualquiera que dé a uno de estos pequeños un vaso de agua fría solamente, por cuanto es discípulo, de cierto os digo que no perderá su recompensa». Mateo 10: 42

SOLEDAD, MIEDO Y MUERTE. Las tres figuras patéticas, y sin forma definida, que siempre lo persiguieron. Bailaban frente a él. La danza sinuosa y envolvente de la soledad se acercaba, como felino al acecho. El ruido estrepitoso del miedo lo asustaba terriblemente. Y la voz chillona del teléfono, que llamaba sin cesar, le pareció la risa de la muerte.

Biblia

Miró hacia todos los lados. Nada halló; solo su terrible soledad, la angustia de su miedo y la proximidad de su muerte. Agonizaba. A su lado, el frasco vacío de barbitúricos completaba el cuadro macabro, mientras el teléfono seguía sonando con insistencia.

Rita, la vecina de enfrente, lo había visto deprimido como nunca, aquella tarde.

—Creo que la única salida para mí es la muerte —le había dicho Piero, al despedirse.

Por eso, ella se propuso llamarlo cada hora.

El hombre calmo, de mediana edad y canas prematuras, le respondió dos veces. Había un lamento de dolor del alma en su voz. La tercera, no respondió. Rita insistió. Su instinto de mujer le decía que aquel hombre corría peligro y necesitaba de ayuda. No era de pan ni de ropa; era de ánimo, de una palabra de apoyo, de un hombro amigo.

Al ver que el hombre no respondía, Rita llamó a la policía y corrió a la casa de Piero. Empujaron la puerta, y lo encontraron en el piso de la sala, gimiendo y esperando el minuto fatal. El «vaso de agua fría» que Rita ofreció aquel día a un vecino deprimido fue su gesto de preocupación por un alma herida.

Todos los días, en todos los lugares, hay gente necesitada de amor; gente que vive el drama de la soledad y huye de sí misma. Nada cuesta detenerse, escuchar un poco, intentar entender el dolor ajeno y extender la mano.

HOY es un día que podrías usar para mirar más allá de tus propios problemas. Es verdad que puedes estar viviendo el momento más difícil de tu historia, pero también es verdad que siempre existe, cerca de ti, gente que sufre más.

Haz de este un día de amor práctico. Ofrece un vaso de agua al cansado peregrino, porque «cualquiera que dé a uno de estos pequeñitos un vaso de agua fría solamente, por cuanto es discípulo, de cierto os digo que no perderá su recompensa». (I) 

 

#Recompensa
#MatinalFamiliar
#MeditacionesDiarias
#RadioJovenAdventista

Matinal Para Toda La Familia 2017

Etiquetado como

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Hoy decide dar lo mejor de ti

    Bien hecho, mi buen siervo fiel. Has sido fiel en administrar esta pequeña cantidad así que ahora te daré muchas más responsabilidades. ¡Ven a celebrar conmigo!" (Mateo 25:21, NTV).

    Biblia

    Creo que un niño no fue niño si no hizo un avión de papel. En mi niñez, se convirtió casi en una obsesión: hacer el avión más grande, el que vuela más lejos, el más sofisticado... Bueno, algunos decidieron extender esa afición a nivel nacional, El 26 de Mayo se celebra, en Estados Unidos el "Día del Avioncito de Papel".
    Esta celebración incluye reuniones sociales en que se crean y hacen volar aviones de papel. Se organizan concursos en dos categorías básicas: distancia y tiempo en el aire. 
    Actualmente, Joe Ayoob tiene el récord mundial de mayor distancia recorrida: 68, 91 metros; y el japonés Takuo Toda tiene el récord mundial de permanencia en el aire: 27,9 segundos.

    Fundador de la Asociación Japonesa de Aviones de Origami, Takuo afirma que la clave no está en cuán lejos se hace volar el avioncito, sino cuán alto puede llegar. Para que sea válido el récord, el avión deberá ser fabricado a partir de una sola hoja de papel sin cortes, y medir 10 cm de la punta a la cola.
    Pero la ambición de Takuo es mucho mayor: hacer volar en el espacio un avión diseñado por él mismo. Así diseñó un prototipo de papel muy similar al trasbordador espacial de la NASA, cuatro años antes. Asegura que este avioncito puede realizar el mismo viaje aeroespacial que el trasbordador estadounidense.

    Y la cosa tomó un serio giro, pues la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial destinó un presupuesto millonario para estudiar la posibilidad de lanzar aviones de papel desde la Estación Espacial Internacional y recobrarlos cuando regresen a Tierra una semana después. "Si se prueba que pueden reentrar en la atmósfera de la Tierra y regresar planeando a salvo, entonces la comunidad científica podrá obtener datos valiosísimos acerca de la aerodinámica. Ese conocimiento incluso podría llevar a mejorar el diseño de las naves espaciales en el futuro", afirma Takuo Toda.

    ¡Quién pensaría que un simple pasatiempo infantil podía convertirse en algo así! Ciertamente, hasta las tareas más insignificantes pueden ser decisivas en la vida de otras personas. Algunos no se esfuerzan para nada, justificándose en que la tarea encomendada no es lo suficientemente grande. La parábola de los talentos nos enseña que, sin importar cuántos talentos has recibido, si los usas, podrás multiplicarlos, Si los escondes, incluso perderás lo poco que has recibido.
    Hoy, decide dar lo mejor de ti en lo que tengas por delante, Nunca sabrás los alcances eternos que podría tener esa pequeña tarea. MB (I)

    #ComoAvionesDePapel
    #MatinaldeJóvenes
    #RadioJovenAdventista
    #MeditacionesDiarias

    TOMADO DE:
    Lecturas Devocionales para Jóvenes 2017

  • “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” (Filipenses 4:13).

    “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” (Filipenses 4:13).

    En 1985, el montañista Richard Bass se convertía en la primera persona en escalar las Siete Cumbres, los picos más altos de cada continente (incluyendo dos en América). ¡Una grandiosa hazaña! Diecisiete años más tarde, el 25 de Mayo de 2001, Erik Weihenmayer repitió esa hazaña. Solo había una diferencia: Weihenmayer es ciego. Se convirtió así no solo en el primer (y hasta ahora único) ciego en llegar a la cima del Everest, la montaña más alta del planeta, sino también en el primer ciego en escalar las siete cumbres.

    Biblia

    Weihenmayer nació el 23 de Septiembre de 1968 en Princeton, Nueva Jersey, Estados Unidos. Cuando aún era niño, descubrieron que padecía retinosquisis congénita, enfermedad que afecta con cierta frecuencia la visión de personas de avanzada edad. Pero su versión congénita era mucho más rara y problemática.
    Desde muy pequeño, su padre lo incentivó a desafiar lo que los demás consideran que los ciegos no son capaces de hacer. Creció con la actitud de que podía realizar todas las actividades de las personas con visión completa.

    Así, practicó toda clase de deportes. Jugó al básquetbol, pero recibía muchos golpes en su cara cuando no podía anticipar la trayectoria de la pelota cuando iba directamente hacia él.
    El gran punto de inflexión fue cuando, en un programa para personas invidentes, hizo prácticas de escalada. Inmediatamente quedó fascinado al enfrentarse a una gran barrera, porque con sus manos debía encontrar los agujeros para conseguir conectar la mejor trayectoria que pudiera llevarlo a superarla.
    Pronto, se animó a escalar el monte McKinley, el más alto de Estados Unidos. Luego, escaló El Capitán, ascenso caracterizado por su complejidad técnica.

    En 1997, propuso a su novia escalar juntos el monte Kilimanjaro, el más alto de África. Se casaron al llegar a la cumbre, demostrando su pasión compartida por la montaña.
    Luego de escalar el Aconcagua, cima más alta de América, en 1999, decidió enfrentar el reto del Everest; y solo un 10% logra llegar a la cima del “Techo del mundo”.
    Los sherpas (habitantes de los alrededores del Everest convertidos en guías expertos) se sorprendieron por su gran seguridad al moverse en la montaña.

    Erik demostró que, aun teniendo impedimentos o limitaciones, los límites dependen de la actitud con la que enfrentemos los problemas. Como cristianos, contamos con otra ayuda todavía: el poder que Cristo nos da mediante su Espíritu Santo. El apóstol Pablo, pese a sus limitaciones, estaba convencido de que no hay límites cuando tenemos a Cristo en nuestro corazón.
    Hoy, enfrenta los desafíos de tu vida con la plena certeza de que, si te aferras de la mano de Jesús, ¡no existen límites! (I) 

    #AlFiloDeLoImposible
    #MatinaldeJóvenes
    #RadioJovenAdventista
    #MeditacionesDiarias

    TOMADO DE:
    Lecturas Devocionales para Jóvenes 2017

  • "Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo" (Romanos 5:1)

    "Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo" (Romanos 5:1).

    En la noche [del 24 de mayo de 1738] me dirigí sin mucho entusiasmo a Aldersgate Street, donde alguien estaba leyendo el prefacio de Lutero a la Epístola a los Romanos. Cerca de las nueve menos cuarto, mientras él estaba describiendo el cambio que Dios obra en el corazón por medio de la fe en Cristo, sentí calentarse mi corazón de un modo extraño". Con estas palabras, John Wesley describió su experiencia de conversión. 

    Biblia
    Más tarde, Wesley sería el cofundador del Metodismo, uno de los movimientos evangélicos que más impactaron Inglaterra y, principalmente, los Estados Unidos durante el Segundo Gran Reavivamiento.

    Elena de White, cofundadora de la Iglesia Adventista del Séptimo día, perteneció a la Iglesia Metodista en su niñez, y sentía un profundo respeto por John Wesley y su hermano Charles. 
    Así es como ella describe la experiencia de conversión de John Wesley en el libro; El conflicto de los siglos:
    "En una reunión de la sociedad morava, en Londres, se leyó una declaración de Lutero que describía el cambio que obra el Espíritu de Dios en el corazón del creyente. Al escucharlo Wesley, se encendió la fe en su alma. 'Sentí calentarse mi corazón de un modo extraño.

    Sentí que confiaba en Cristo y en Cristo solo, para mi salvación; y se me dio plena seguridad de que había quitado mis pecados (sí, los míos), y me había librado de la ley del pecado y de la muerte’.
    "Durante largos años de esfuerzo fatigoso y penoso -años de abnegación, censuras y humillación rigurosos- Wesley había adherido firmemente a su único propósito de buscar a Dios.
    Al fin lo halló; y encontró que la gracia que se había empeñado en ganar por medio de oraciones y ayunos, por medio de limosnas y sacrificios, era un don 'sin dinero y sin precio’ ” (p. 298).

    Recuerdo el momento en que yo, Marcos, experimenté ese mismo "extraño calor” en mi corazón. Fue una experiencia sublime, al reconocer a Cristo como mi Salvador, y sentir el perdón de mis pecados y el deseo de vivir una nueva vida. Hoy, esa experiencia puede ser tuya, si tan solo te entregas completamente a Cristo.
    "Una persona puede ser incapaz de decir el tiempo o lugar exactos, ni poder reconstruir toda la cadena de circunstancias del proceso de su conversión; pero esto no prueba que no se haya convertido" (Elena de White, El camino a Cristo, p. 49). (I)

    #UnExtrañoCalorEnElCorazón
    #MatinaldeJóvenes
    #RadioJovenAdventista
    #MeditacionesDiarias

    TOMADO DE:
    Lecturas Devocionales para Jóvenes 2017

  • “Compra ungüento para tus ojos, para que así puedas ver" (Apocalipsis 3:18, NTV)

    “Compra ungüento para tus ojos, para que así puedas ver" (Apocalipsis 3:18, NTV).

    Una de mis maestras podía hacer que detuviéramos nuestra mala conducta solo con la mirada. Forzando el ángulo de visión a través de sus anteojos bifocales, nos fulminaba solo con su mirada fija.
    Lentes bifocales son lentes correctivas con dos potencias diferentes, utilizadas mayormente por personas con presbicia y que también requieren corrección para miopía o hipermetropía.

    Benjamín BibliaFranklin anunciaba la invención de los anteojos bifocales el 23 de Mayo de 1785; aun cuando historiadores modernos tengan otras teorías acerca de su inventor. Lo cierto es que la lente bifocal fue popularizada por Benjamín Franklin, quien experimentaba gran molestia por la necesidad de dos pares de espejuelos para corregir la visión lejana y la cercana.

    Aprovechando el hecho de que cuando miras algo a corta distancia, usualmente, miras hacia abajo y viceversa, los primeros fueron diseñados con lentes para visión cercana en la mitad inferior de la montura y las lentes para visión lejana en la parte superior.

    Originalmente, los lentes eran simplemente cortados en dos y combinados sobre la montura. En la actualidad, la mayoría de bifocales consisten en un pequeño segmento moldeado dentro o sobre el lente.
    Lo más común es que las personas sufran de miopía o hipermetropía (es decir, dificultades para ver de lejos o para ver de cerca), o presbicia, y no las dos al mismo tiempo; aunque esta dificultad visual esté cada vez más difundida.

    El libro del Apocalipsis indica que la última etapa de la iglesia cristiana, Laodicea, tiene un serio problema de visión. Aquí, sin embargo, la prescripción no son lentes bifocales, sino colirio; colirio comprado directamente de Dios. El colirio antiguo tenía una peculiar forma de empaquetado.

    Cerca de Laodicea había un templo al dios frigio Men Karou. De allí surgió una famosa escuela de Medicina, donde podía conseguirse un polvo para los ojos. Esta quizá sea la razón histórica para su inclusión en el mensaje a esta última iglesia.
    El colirio simbólico ofrecido a los laodicenses es el antídoto celestial para su ceguera espiritual. Su propósito es que abran sus ojos a su verdadera condición espiritual.

    En este sentido, representa la obra del Espíritu Santo, quien se encarga de convencer de pecado (Juan 16:8-11); la gracia espiritual del Espíritu Santo, además, capacita al cristiano para distinguir entre la verdad y el error, entre el bien y el mal.
    Hoy, te animo a recibir a Cristo en tu corazón y dejar que su Representante, el Espíritu Santo, te haga ver tu verdadera condición espiritual. Dios puede cambiarte, pero necesita que te veas tal como él te ve, para comenzar ese cambio.(I) 

    #MejorQueUnParDeLentes
    #MatinaldeJóvenes
    #RadioJovenAdventista
    #MeditacionesDiarias

    TOMADO DE:
    Lecturas Devocionales para Jóvenes 2017

  • "Cuando el Hijo del Hombre regrese, será como en los días de Noé" (Mateo 24:37, NTV).

    "Cuando el Hijo del Hombre regrese, será como en los días de Noé" (Mateo 24:37, NTV).

    El 22 de Mayo de 1908, los hermanos Wright conseguían la patente número 821,393 por su "máquina de volar". En 1905, terminaron el avión que intentaban vender a países interesados como Francia, Inglaterra y los Estados Unidos.
    Desde niños, los hermanos Wilbur y Orville Wright sintieron fascinación por el funcionamiento mecánico de las cosas. Sus juguetes eran un giroscopio, una vieja máquina de coser y un pequeño juguete semejante a un helicóptero. En su adolescencia, fabricaron un torno sofisticado y una máquina para doblar periódicos.

    Fueron impresores de periódicos y fabricantes de bicicletas, el boom del momento. Pronto, volcaron su inventiva a la aeronáutica, que les atraía profundamente. Sin estudios universitarios, eran autodidactas y tenían mentalidad científica. Sus estudios personales exhaustivos los convirtieron en expertos en aeronáutica.
    Hicieron pruebas con un planeador que construyeron, pero era dificultoso de maniobrar. Entonces, estudiaron la aerodinámica de los pájaros, para replicar su maniobrabilidad.

    Comprendieron que el ángulo de las alas del planeador estaba errado, dato que habían tomado de investigaciones expertas. Necesitaron ellos mismos experimentar, y diseñaron un túnel de viento en su fábrica de bicicletas. A partir de allí, todo se simplificó, y entre 1903 y 1905 perfeccionaron su aeroplano.
    Recién cuando Wilburg sobrevoló sobre una muchedumbre en Francia, en 1908, se reconocieron los logros de los hermanos Wright. Nadie creía que fuera posible volar con una máquina más pesada que el aire.

    Siendo de perfil bajo, no concebían que esos dos "ermitaños" fueran capaces de ir contra toda lógica y experiencia humanas. Pero lo lograron, y ahora nos parece totalmente normal realizar vuelos trasatlánticos en aviones con cientos de pasajeros.
    Así le sucedió a Noé. Cuando construyó el arca por pedido de Dios, porque sobrevendría un diluvio, nadie le creyó, pues hasta entonces ni siquiera la lluvia existía; un vapor semejante al rocío sobre la tierra llevaba humedad a las plantas, pero nunca llovía.

    Con cada martillazo y cada viga colocada, los antediluvianos le recordaban que estaba loco. Pero, él fue fiel al mandato divino. Finalmente, solo él y su familia fueron salvos.
    Hoy, cuando proclamamos el final de la historia terrena por el pronto regreso de Cristo, muchos nos tildan de locos, extremistas, fanáticos, etc. Pero Jesús mismo dijo que los días previos a su segunda venida serían como los días de Noé. Sigue predicando sin que te afecte la opinión ajena. Cristo prometió que muy pronto volverá, ¡y así lo hará! (I) 

    #CreerLoIncreible
    #MatinaldeJóvenes
    #RadioJovenAdventista
    #MeditacionesDiarias

    TOMADO DE:
    Lecturas Devocionales para Jóvenes 2017

Inicia sesión para enviar comentarios

 

 

 

 

 

.....................................................................................................

.

_________________________________________________________

optica

logop.fw

Teléfono: 052-780-787

mail: info@aldia.com.ec

Celular: 0997151726

whatsapp: 0997151726

Dirección: Quevedo vía Valencia a una cuadra del Banco Pichincha de San Camilo

Babahoyo C.C Bahía Calderón Av. 6 de Octubre.

Boletín de Noticias

Registrese y reciba las ultimas noticias en su correo