Este invierno, tres plagas han puesto en jaque a los agricultores de maíz, uno de los cultivos más importantes en esta temporada ya que de él vive un gran porcentaje de agricultores de la costa ecuatoriana.

Estas plagas conocidas como el cogollero, el gusano ejército y el heliothis, están atacando a la gran mayoría de las zonas maiceras del país, lo que obligó al gobierno nacional a declarar en emergencia a las zonas de Guayas, Los Ríos y Santa Elena, incluyendo a los cantones de Santa Ana, Chone y Paján, en Manabí.

Fernando Coque, productor  de 20 hectáreas de maíz en Naranjito, indicó al PRODUCTOR.COM, que este  es el año en que más se han  tenido problemas  de plagas y enfermedades que hasta la sigatoka afecto una parte de su maizal.

En su concepto, el fuerte invierto es el que ha provocado tantas perdidas en esta temporada.  “Con la experiencia que tengo aprendí a no sembrar una sola clase de semilla  y decidí comprar de dos casas comerciales y pude apreciar que hay  unas semillas más resistentes que otras, tengo un campo  más afectado que otro y se nota la diferencia, espero aunque sea recuperar lo invertido” indicó el productor.

Moisés Grijalva, gerente técnico de semilla de Ecuaquimica, expresó que  puede estar afectada el 10% de la producción y  que no son plagas complicadas de controlar ya que con plaguicidas bien aplicados se pueden evitar muchas  pérdidas.

Recomendó no hacer aplicaciones aéreas para los gusanos cogollero y ejercito por que no se van a controlar eficazmente. “Cuando se detecta la plaga se hace aplicación en la hojas bajeras del maíz con bomba de mochila.  Para el cogollero  utilizar la misma bomba ya que este ataca el cogollo y mazorca. Estas plagas  aparecen en todo el ciclo,  el ejército casi siempre cuando la planta  está en floración“, recalcó el técnico.

Según Grijalva  estas  plagas aparecen por descuido,  en el caso del gusano ejército se presenta cuando no hay control de malezas.

Rocío Coello, de la Agencia de Aseguramiento de la Calidad del Agro,   AGROCALIDAD explicó que a través del  Sistema de Vigilancia Fitosanitaria de la entidad Estatal, se realizan monitoreos de plagas a nivel nacional, donde se evidenció problemas fitosanitarios en el cultivo de maíz, luego de su identificación se llegó a  un trabajo interinstitucional con entidades como: Ministerio de Agricultura  y el Instituto de Investigaciones Agropecuarias, Iniap, con la finalidad de mitigar los daños ocasionados por las poblaciones de los insectos en el cultivo de maíz de las provincias afectadas.

De igual forma, el Magap a través de sus programas y proyectos apoya al sector maicero, mediante la declaratoria de “Emergencia fitosanitaria” lo cual le permitió tomar medidas de mitigación para el control de las mencionadas plagas, como la aplicación de insecticidas de acuerdo al estado fenológico del cultivo, tomando en cuenta las recomendaciones emitidas por el Iniap.

Por su parte Agrocalidad, según la funcionaria,  continúa realizando monitoreo de plagas en este rubro en las provincias con mayor afectación a fin de dar seguimiento a la situación fitosanitaria de las zonas afectadas.

Según investigadores a nivel internacional,  la aplicación incorrecta de productos fitosanitarios puede propiciar el desarrollo de una raza de la plaga resistente al insecticida aplicado. Por ejemplo, En Brasil se realizó un estudio donde se comprobó  que el  aumento del uso de insecticidas  sin control para el  cogollero   hizo que  la plaga aumente en grandes cantidades, sin alcanzar  el control deseado.

Un Estudio de la Corporación Agropecuaria de Colombia,  mostró que otro factor que ha favorecido a las plagas, en virtud del uso desordenado de insecticidas, ha sido la eliminación de los enemigos naturales. El documento indica que es conocido   que muchos organismos mantienen el nivel poblacional de diferentes plagas en una población de equilibrio, en una densidad por debajo de aquella que causaría un daño económico o a un nivel que requiera medidas de control, pero dentro de un nivel normal de aplicación. Cuando sus enemigos naturales son eliminados, las plagas generalmente con mayor potencial migratorio y reproductivo, resurgen en la planta hospedera con intensidad y severidad mayor.

La eliminación de enemigos naturales por el uso incorrecto de una medida de control ocurre de manera  generalizada. Tanto son eliminados los enemigos de la plaga para la cual fue aplicado el insecticida, como también los enemigos de otras plagas conocidas, que sin embargo, estaban siendo mantenidos en niveles subeconómicos, haciendo que ellas aumenten rápidamente sus niveles poblacionales, alcanzando un alto  nivel de daño económico, enfatiza el estudio.

Hace algunos años en Ecuador,   Oswaldo Valarezo , investigador del Instituto de Investigaciones Agropecuarias Iniap, en Portoviejo realizó un estudio demostrando en Manabí que la utilización del Nim, una planta con grandes propiedades insecticidas ayudo eficazmente  en el control de estas plagas en maíz ,(http://www.iniap.gob.ec/nsite/images/documentos/Utilizacion_nim%20_Azadirachta_indica_%20generacion_transferencia_alternativas_manejo_Spodoptera_frugiperda_ma%C3%ADz.pdf). No solo se logró su control sino la preservación del medio ambiente y bajar costos de producción en el cultivo.

De esta planta  se pueden utilizar hojas y semilla y no solo para el cultivo del maíz, también para controlar gran cantidad de plagas en varios cultivos.

Información de las plagas

El gusano ejército también conocido como medidor, presenta en su fase adulta, coloración pardo-grisácea en las  alas. Mide cerca de 40 mm de envergadura. Las hembras colocan los huevos en las hojas de maíz y el periodo de incubación es en torno de cuatro días. Los gusanos se alimentan inicialmente de la epidermis de la hoja, dañando el cultivo del maíz de la periferia hacia el centro. Completado el periodo larval, en torno de 20 días. Este insecto puede ser fácilmente identificado en el cultivo del maíz por la presencia de gusanos de color verde oscuro, con estrías longitudinales castaño oscuro, limitado por estrías amarillas, del tipo “mide-palmo”. El insecto generalmente se alimenta de hojas, destruyéndolas completamente, con excepción de la nervadura central. Se puede encontrar varios gusanos en una misma planta.

Gusano cogollero
 

De manera general el ataque de la plaga es más común durante el periodo en que la planta exhibe el cogollo, o sea, el periodo comprendido entre 25 a 60 días después de la germinación. El ataque durante este periodo es caracterizado por intensa pérdida foliar. Cuando el ataque coincide con el periodo de mayor desarrollo vegetativo, los daños son máximos, o sea, ocurre mayor caída en la productividad, especialmente en función de la disminución del número y peso de los granos. (I) Autor: Lcda. Marlene Bernal|ElProductor.com

Etiquetado como

 

 

 

 

 

.....................................................................................................

.

_________________________________________________________

optica

logop.fw

Teléfono: 052-780-787

mail: info@aldia.com.ec

Celular: 0997151726

whatsapp: 0997151726

Dirección: Quevedo vía Valencia a una cuadra del Banco Pichincha de San Camilo

Babahoyo C.C Bahía Calderón Av. 6 de Octubre.

Boletín de Noticias

Registrese y reciba las ultimas noticias en su correo