Por: Ricardo Muñiz Sánchez

Con seguridad podría decirse que una crisis política es un proceso donde se altera o irrumpe el normal funcionamiento del sistema político y de las relaciones entre los actores políticos y sociales que lo integran. La desconfianza, la intolerancia o el desconocimiento; así como las contradicciones que en el regazo de la sociedad se han ido acumulando, son indicios de que una crisis política se avecina.

Los síntomas de la crisis se expresan como protestas públicas o movilizaciones populares, señales evidentes de que se empieza a transitar coyunturalmente hacia un proceso de crisis política. Por cierto, al estallar las tensiones se genera una crisis de legitimidad.

Hace más de un año empezaron las movilizaciones de tipo sindical, clasistas, indígenas e inclusive ecologistas, en franca oposición a normativas extractivistas. Asimismo, a raíz del anuncio de los proyectos de herencias y plusvalía, se desencadenó un nuevo periodo de manifestaciones, pero el retiro de las propuestas impositivas aplacó la “calentura de las calles”, sumado a ello, la visita del Papa Francisco al Ecuador. Empero, el anuncio del levantamiento indígena y el paro nacional, continúo su curso.

En seguidillas, el Gobierno Nacional anunció procesos de diálogos, para promover políticas públicas desde la perspectiva ciudadana, pero opositores al Gobierno restaron importancia a la iniciativa gubernamental, más bien se inició la movilización indígena, el levantamiento anunciado y auparon el paro nacional. Las consecuencias están a la vista, los actores políticos y sociales en franco enfrentamiento, defendiendo sus tesis a punta de palos y toletazos.

El país del pasado se reedita con nuevos actores, inclusive los que ayer apalancaron un proyecto político, hoy están en la otra orilla, pero lo que no debe hacerse es represar las iniciativas de ocasión, porque lo que necesita la nación, es construir puentes para que circulen las ideas, el bienestar y la esperanza.

Los actores de las controversias, deben reconocer el tedio circunstancial, acercar sus diferencias, pero valorando lo diverso para otear juntos el anhelo colectivo y la unidad nacional. En definitiva, visto desde un ángulo optimista, toda crisis es una oportunidad para la renovación y el progreso.

 

 

Etiquetado como

K2_AUTHOR

Aldia.com.ec
Inicia sesión para enviar comentarios

 

 

 

 

 

.....................................................................................................

.

_________________________________________________________

optica

 

 

 

 

 

logop.fw

Teléfono: 052-780-787

mail: info@aldia.com.ec

Celular: 0997151726

whatsapp: 0997151726

Dirección: Quevedo vía Valencia a una cuadra del Banco Pichincha de San Camilo

Babahoyo C.C Bahía Calderón Av. 6 de Octubre.

Boletín de Noticias

Registrese y reciba las ultimas noticias en su correo