El expresidente de Ecuador Rafael Correa describió al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, como "un mono con navaja", asegurando que "es una desgracia" y que "no entiende nada".

"En el poco tiempo que está (como presidente) sale con lo del muro para México, retira a su país del Acuerdo de París (...), retrocede en lo que se había avanzado para levantar ese bloqueo criminal a Cuba", ha lamentado.

"Es un tipo absolutamente peligroso, es un mono con navaja, un tipo no preparado y muy elemental que está dirigiendo la potencia más grande de la historia de la humanidad", ha agregado, en una entrevista a la emisora estatal boliviana Radio Patria Nueva.

Correa se encuentra en la localidad de Tiquipaya participando en la Conferencia Mundial de los Pueblos, donde ha abogado por superar el "injusto" e "inmoral" orden mundial, según ha informado la agencia estatal boliviana de noticias, ABI.

"Felizmente los propios estadounidenses están reaccionando ante tanta barbaridad, ante tanta ignominia, un tipo que solo sabe contar billetes, que se jacta de sus vicios", ha recalcado.

Asimismo, ha asegurado que la migración no es un crimen que combatir, sino un derecho que respetar. "Estas cosas no se van a resolver con represión, con muros por más altos que sean, sino, con solidaridad, con justicia, con prosperidad, con paz verdadera para toda la humanidad", ha remachado.

Llama a dar acceso al mar a Bolivia

Por otra parte, Correa expresó también que toda Latinoamérica debe colaborar y hacer concesiones para encontrar la mejor solución a la demanda de Bolivia de una salida al Pacífico.

"Cuidado se malinterprete, también apoyo a Chile porque es Chile el que tiene que hacer concesiones y toda América Latina debería hacer concesiones, buscar otra clase de compensaciones, para que todos colaboremos en la solución final para que Bolivia tenga su acceso al mar", declaró Correa.

Correa también consideró que la controversia entre Chile y Bolivia es un tema complejo porque no es fácil pedirle a una nación dar un acceso al mar a otra.

En 2013, el Gobierno boliviano presentó una demanda ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en La Haya, en busca de un fallo que obligue a Chile a negociar una solución firme y concreta al reclamo boliviano de la restitución de su acceso al mar.

Bolivia perdió su territorio costero en el océano Pacífico en una guerra librada contra Chile en 1879. (I) Fuente 

Babahoyo.- Según varios medios de comunicación del país, en la documentación de contratación pública e informes de Contraloría relacionados al escándalo sobre la vinculación en las coimas que entregaba Odebrecht, se mencionaba el nombre del babahoyense Jorge Manuel Marún, exministro de Obras Públicas del régimen de Rafael Correa, desde noviembre del 2007 hasta julio del 2009.

Se expone que el exfuncionario habría firmado un contrato para la ejecución por parte del Odebrecht del aeropuerto de Tena por 34 millones de dólares.

Al respecto, Marún aclaró que ese contrato él lo firmó, pero no directamente con Odebrecht, sino con el Consorcio Tena que estaba compuesto por Odebrecht y por una empresa propiedad de Michel Deller.

El exministro sostuvo que hay malquerientes que buscan inventar cosas para desprestigiarlo. “Si me invitan a la Contraloría, Fiscalía iré. El que tiene la conciencia tranquila no tiene por qué correr, ni esconderse ni ponerse nervioso. Estoy súper tranquilo”, aseguró. (I) 

El expresidente Rafael Correa utilizó su cuenta personal de Twitter para referirse al pedido que hizo Cynthia Viteri, excandidata presidencial, de revelar la lista de Odebrecht, durante la entrevista que concedió en el programa Contacto Directo de Ecuavisa la mañana de este martes 30 de mayo.

“Resucitó Cynthia Viteri, destilando más odio y limitaciones que nunca”, tuiteó Correa. El exmandatario cuestionó que Viteri no tome en cuenta la lista en la que aparecieron militantes del Partido Social Cristiano, como Jaime Nebot o ‘Charlie’ P.C., por supuestas irregularidades en la construcción del Trasvase Chongón-Santa Elena.

En palabras de Correa, los socialcristianos “se llevaron hasta las orejeras de oro que estaban en la residencia presidencial, además del reparto de aduanas, telefónicas, negociados con el gas, las barcazas, etc”.

Correa bromeó que a los integrantes de la agrupación política, liderada en su momento por el expresidente León Febres Cordero, se les reconocía como 'campeones olímpicos’ porque “se llevaron el oro, la plata y el bronce”.     

Viteri dijo en el espacio de entrevistas que la lista de funcionarios ecuatorianos coimados por Odebrecht debe ser publicada. “Sean quienes sean, estén donde estén. […] El país entero debe conocer quienes le robaron”, manifestó la exdiputada.

Según Viteri, “la lista debe ser pública aunque abochorne al país entero” y también añadió que espera que el presidente Lenín Moreno cumpla su promesa de combatir la corrupción.

“Este es el país que usted va gobernar los siguientes cuatro años, no el que gobernó el expresidente Correa por diez. La huella la va a dejar usted”, manifestó la excandidata que se ubicó en el tercer lugar de los comicios del 19 de febrero.

La lista de Odebrecht podrá conocerse desde el 1 de junio. La empresa brasileña es investigada por supuestamente sobornar con 33.5 millones de dólares a funcionarios públicos ecuatorianos. (I) Fuente Mediospúblicos

Rafael Correa completó este miércoles la presidencia más larga en la historia de Ecuador. Fueron diez años, cuatro meses y nueve días en los que, impulsado por los extraordinarios precios del petróleo, dominó el país a su antojo, dejando atrás una década de inestabilidad política y debilidad presidencial.

Lenín Moreno asumió en un contexto muy adverso. La economía no crece desde hace dos años, el país está sobreendeudado y sin posibilidad de devaluar la moneda por la dolarización, y el barril de crudo sigue planchado. Pero lo que más lo condiciona es la sombra de su antecesor y mentor, que lo acompañará durante todo su mandato. Sin el carisma ni el liderazgo de Correa, que sigue controlando buena parte del partido, Alianza País, deberá dar respuesta a las múltiples demandas de cambio que se fueron acumulando en estos años.

"Evidentemente es una transición bastante difícil la que se le presenta a Moreno. Por un lado, cualquier presidente que venga después de Correa tendrá muy alta la vara en términos de liderazgo, y le va a costar mucho marcar un nuevo estilo. Por otro, con la excepción de los últimos dos años, éste fue un período de gran bonanza económica gracias a precios del petróleo que ya no están presentes. Son dos condiciones de contexto que no tiene a su favor y que le van a poner fuertes límites a su gestión", explicó Simón Pachano, profesor de ciencia política en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales Sede Ecuador (FLACSO), consultado por Infobae.

 
Moreno, luego de la confirmación de su triunfo en las elecciones

Un nuevo estilo en la Casa de Nariño

"Desde su postulación, Moreno tuvo un posicionamiento público algo ambivalente. Por un lado, trató de tomar distancia de Correa en su estilo de gestión política, hablando del diálogo, de la tolerancia y de saber escuchar. Pero más allá de esta insistencia en las nuevas formas, ha evitado pronunciarse con claridad respecto a un sinnúmero de cuestiones de la agenda pública. No se ha mostrado como un político de convicciones firmes y claras", dijo Franklin Ramírez, doctor en sociología política e investigador de la FLACSO, en diálogo con Infobae.

Es lógico. Para ser Lenín Moreno, y no simplemente el sucesor de Correa, necesita diferenciarse. Y es mucho más fácil acentuar los contrastes en la comunicación que en las políticas concretas. Al nuevo presidente lo ayuda su perfil diplomático y conciliador, que no podría ser más distinto del estilo volcánico y autoritario del ex mandatario.

"No está claro todavía en qué va a haber continuidad, pero sí en qué se va a distinguir. Lo dijo en su discurso inaugural, tiene un modo de entender la política que deja a la confrontación de lado, que plantea el diálogo como dinámica de acercamiento con los distintos sectores sociales. No cree que el presidente deba ser un protagonista constante y asfixiante, sino un facilitador de acuerdos y de entendimientos, que no busca imponer por la fuerza una agenda de gobierno", contó a Infobae el sociólogo y periodista Felipe Burbano, ex director general del Diario Hoy.

En su primera alocución como presidente, Moreno habló de "respetar las críticas de los medios de comunicación". Si lo llevara a la práctica, sería un cambio muy importante frente al gobierno anterior, que se declaró en guerra con el periodismo y acosó a los críticos como pocos en la región.

 Sin muchos cambios de fondo a la vista

La contundencia con la que Moreno acentuó su voluntad de liderar de otra manera contrasta con la vaguedad de sus referencias a las políticas públicas que implementará su gobierno. Eso genera muchos interrogantes sobre el grado de continuidad o de ruptura que habrá en sectores claves de la administración, como la economía y las relaciones exteriores.

"Aunque no quiera, va a tener que hacer muchos cambios en relación a las políticas económicas de Correa, porque la situación es muy grave —dijo Pachano—. Estamos llegando a límites de endeudamiento que el país ya no puede soportar. Está en riesgo la dolarización, que si se cae hace caer al gobierno con ella. Deberá tomar decisiones muy fuertes".

Sin embargo, por el momento nada hace pensar que hará cambios bruscos. De hecho, el mejor indicio que dio hasta ahora de la impronta que buscará darle a su gestión es el gabinete que eligió. Sin dudas, tiene muy poco de rupturista.

"Está conformado por muchas figuras que fueron muy relevantes en los gabinetes de Correa, que han estado en los primeros planos de Alianza País desde la Constituyente (2007). Lo mismo se ve en las nuevas autoridades del Parlamento y del partido, que son todos muy cercanos al ex presidente. Se ven muchos hilos de continuidad", señaló Ramírez.

De los 23 ministros que designó, nueve completaron el mandato de Correa. Pero no sólo eso. En Finanzas, por ejemplo, eligió a Carlos de la Torre, que si bien no era funcionario del gobierno anterior, está en la misma línea de sus antecesores: es un economista heterodoxo, más centrado en la intervención del Estado que en el mercado, y poco preocupado por el nivel de gasto. Con él al frente de la cartera parece difícil imaginar que el gobierno vaya a realizar el ajuste fiscal que demandan muchos técnicos y empresarios.

Algo similar se puede comprobar en el ámbito de la política exterior, donde eligió a María Fernanda Espinosa como ministra. Sus antecedentes también proyectan continuidad en el área. Incluso hacia la Venezuela de Nicolás Maduro, de la que Correa fue un aliado incondicional.

"Fue la primera canciller de Correa, es una de las fundadoras de Alianza País, y tiene larga militancia en la izquierda, así que no veo en el corto plazo que pueda desmarcarse con facilidad de Venezuela —continuó Ramírez—. Hay sectores del partido que están dispuestos a tomar mayor distancia de Maduro, pero otros se han mostrado muy alineados, así que si decidiera cambiar de rumbo Moreno tendría que resolver ese problema. Lo que sí podemos esperar es mayor apertura hacia otros bloques y, quizás, una relación más fluida con Estados Unidos".

 

Más allá del proyecto que Moreno tenga en la cabeza, de la intensidad de las transformaciones que crea necesarias, él sabe que cualquier giro pronunciado lo enfrentará con su antecesor. Tarde o temprano, el presidente se encontrará ante una disyuntiva: posponer cambios que considere necesarios para no forzar una ruptura con Correa, o avanzar con medidas fuertes, arriesgándose a un quiebre de alcances imprevisibles.

"Correa no se va a retirar —dijo Pachano—. Podrá irse unos días a Bruselas con su familia, pero seguirá intentando manejar la política ecuatoriana. Eso puede llevar a peleas con Moreno. Personalmente, creo que se va a dar en poco tiempo, cuando el presidente tenga que tomar decisiones. Y eso se va a manifestar con un cambio de gabinete. Me parece que el que anunció será sólo para los primeros meses, pero después habrá cambios".

Independientemente de lo haga Correa, también resultará muy difícil evitar que se produzcan fuertes divisiones al interior del partido de gobierno. Porque algunos sectores seguirán siendo incondicionales al ex presidente pase lo que pase, pero otros querrán escalar posiciones jurando lealtad a Moreno.

"El correísmo no es una fuerza homogénea —continuó Pachano—. Ha sido muy disciplinada por el fuerte liderazgo de Correa, con quien cualquier discrepancia significaba la expulsión del paraíso. Pero ahora se van a poner en evidencia las diversas facciones. Lo que no se sabe aún es si existe un leninismo o morenismo. ¿Tiene gente que lo respalda? ¿Dónde se ubican ideológicamente?".

Lo más probable es que Lenín tenga cierta libertad de maniobra estos primeros meses. Por eso su verdadera cintura se verá ahora, cuando tenga que demostrar si es capaz de aprovechar el envión del triunfo y el crédito que tiene todo presidente al asumir. Necesita acumular un capital político propio que le permita sobrellevar de otra manera un eventual enfrentamiento con su mentor.

"Me da la impresión de que Correa le va a dejar un relativo espacio de funcionamiento al nuevo gobierno. No sé si hay un acuerdo implícito entre los dos, por el cual uno necesita crear un espacio propio, pero a cambio promete no tocar el legado del otro. No obstante, cuando Moreno se siente a dialogar con los distintos sectores de la sociedad, se va a encontrar con una retahíla de demandas y de pedidos de reforma que estaban contenidos. Entonces, la situación es muy delicada. Correa es el fantasma que empieza a rondar la política ecuatoriana. Podemos no saber dónde está, pero vamos a sentir su presencia", concluyó Burbano. (I) Fuente Infobae   

El expresidente de la República, Rafael Correa, envió a la Asamblea un proyecto de ley que tiene como objetivo regular los actos de odio y discriminación en redes sociales e internet.

miguelito

Según el documento, firmado el 23 de mayo, la normativa se aplicará a las empresas proveedoras de servicios que funcionan a través de comunicaciones telemáticas, plataformas de internet o tecnologías de similar naturaleza, que permitan a los usuarios compartir contenido con otros, o difundirlo públicamente, y que alcancen los cien mil usuarios registrados de Ecuador. En ese proyecto también se da a conocer que en Ecuador hay 11 millones de cuentas de Facebook, un millón de cuentas de Instagram, y unos 700.000 usuarios de Twitter.

Se explica que el proyecto tiene por objeto regular las acciones que los proveedores deben adoptar para el tratamiento de contenido o información que puedan constituir actor de discriminación o de odio, según lo establecido en los artículos 176 y 177 del Código Orgánico Integral Penal (COIP). En el documento se puntualiza que Internet puede ser utilizado como medio para para actos discriminatorios y la comisión de delitos de odio.

Se destaca que los proveedores deberán elaborar un informe trimestral relacionado a la gestión de los reclamos o reportes sobre contenido ilegal que presenten los usuarios. Este informe deberá ser presentado ante el Ministerio de Justicia.  Además, deberán establecer un procedimiento eficaz para solventar los reclamos o reportes de contenido ilegal (aquel por el cual se incurra en un delito o contravención).

El procedimiento- subraya el texto- “deberá ser simple, accesible y constantemente disponible”.  También dispone que los proveedores de redes sociales designen a un agente interno, responsable del cumplimiento de las obligaciones establecidas en la normativa y presentar los informes a la autoridad administrativa, así como comunicar los hechos presuntamente delictivos ante la Fiscalía. Así mismo establece sanciones por parte del Ministerio de Justicia, que impondrá multas por la comisión de infracciones administrativas, entre ellas falta de informe, ausencia de procedimiento para gestionar reclamos, omisión o inadecuada supervisión, falta de designación de agente.  /GFS/El Ciudadano (I) 

El ya expresidente de Ecuador Rafael Correa abandonó la sala de la Asamblea Nacional donde se celebra la investidura de su sucesor Lenín Moreno al grito desde el público de "Rafael amigo el pueblo está contigo" y sonados aplausos.

miguelito

Correa, que ha estado en el poder durante una década, colocó hoy la banda presidencial a su correligionario Moreno y poco después, siguiendo el protocolo, dejó el escenario de la Asamblea tras saludar a los mandatarios extranjeros que participan en la ceremonia y a una larga serie de invitados.

El ya expresidente fue hoy motivo de largos elogios por parte del presidente de la Asamblea, José Serrano, quien le atribuyó un papel decisivo en un cambio histórico del país.

El titular de la Asamblea destacó el "coraje, persistencia y entrega" de Correa para dirigir el país y destacó los avances en materia política y económica que asegura se lograron durante la llamada "Revolución Ciudadana" que impulsó.

Correa, del movimiento oficialista Alianza País (AP, de izquierda) fue motivo de aplausos y gritos de apoyo en distintos momentos de la ceremonia, entre ellos el de una mujer que mientras salía le profirió: "¡Por siempre nuestro presidente Rafael Correa!".

Al salir a la calle se encontró también con el cariño de sus seguidores.

La Asamblea Nacional de Quito es el escenario, hoy, del traspaso de poderes entre Rafael Correa y Lenín Moreno, quien se impuso el pasado 2 de abril en las segunda vuelta de las elecciones al opositor Guillermo Lasso, del movimiento Creando Oportunidades (CREO, de centroderecha) (I) Fuente EFE 

La Asamblea Nacional de Quito es el escenario, hoy, del traspaso de poderes entre Rafael Correa y Lenín Moreno, quien se impuso el pasado 2 de abril en las segunda vuelta de las elecciones al opositor Guillermo Lasso, del movimiento Creando Oportunidades (CREO, de centroderecha)

Con la entrega del Informe a la Nación 2007- 2017 y la banda presidencial al titular de la Asamblea Nacional, Rafael Correa finaliza su periodo como Primer Mandatario del Ecuador.

Rafael Correa impuso la banda presidencial a Lenín Moreno, de esta manera asume oficialmente como nuevo Presidente de la República, para el periodo 2017 -2021.

Posteriormente, José Serrano tomó juramento al reelecto Vicepresidente de la República, Jorge Glas y acto seguido, el Presidente Moreno firmó el decreto con el cual asume el Gobierno Nacional por cuatro años.

Mientras tanto, el expresidente Rafael Correa se despidió de los asistentes y salió del plenario de la Asamblea Nacional, donde fue despedido con honores. (I) El Ciudadano 

Rafael Correa publicó su último tuit como Presidente del Ecuador, minutos antes de que inicie la toma de posesión de Lenín Moreno como nuevo Mandatario.

Primero, Correa comunicó a los ecuatorianos la última obra que entregó en su gobierno, el coliseo de Machala, que pone fin a 10 años de gestión al frente del Ecuador.

Luego el Jefe de Estado saliente aprovechó para informar que cerraron el “último albergue oficial de los damnificados del terremoto”, en Manabí. Correa destacó que las familias que perdieron sus viviendas por el sismo “ya no duermen en carpas”.

Para finalizar su mensaje le envió un “abrazo muy especial” a Esmeraldas y Manabí, provincias azotadas por el fatal terremoto de 7.8 grados en la escala de Richter, uno de los momentos más duros de su administración.

El Presidente saliente fue un tuitero muy activo. Desde que abrió su cuenta oficial ha enviado casi 13 000 tuits y es seguido por más de tres millones de internautas. Utilizó sus redes sociales para dar a conocer las obras que realizó, su agenda, sus encuentros con otros políticos y sus opiniones acerca del acontecer nacional.

Tras una década de servicio al Ecuador, Correa termina su periodo presidencial con más del 65% de aceptación según una investigación de la empresa Perfiles de Opinión.  (I) Fuente Mediospúblicos

 Varios mandatarios de la región cenaron  junto al Presidente de la República, Rafael Correa, en el Palacio de Carondelet. Aquí el Líder de la Revolución Ciudadana convocó a seguir trabajando por la Patria Grande.

A partir de las 19:30, arribaron al Palacio de Carondelet gobernantes como Michelle Bachelet (Chile), Horacio Cartes (Paraguay) y  Jimmy Morales (Guatemala). En esta cita, el Jefe de Estado, Rafael Correa,  precisó que el país vivió un cambio de época no solo en el Ecuador sino a nivel latinoamericano. “Estos años construimos Unasur y Celac.  Tuvimos la suerte de conocer a gigantes como Néstor Kirchner, Hugo Chávez y Fidel Castro.”

Recordó que al sumir el mandato recibió un país destrozado por la migración: desmoralizado e  inmovilizado. “Hoy nos falta mucho por hacer,  pero todos saben que,  nunca se ha hecho tanto como ahora”, precisó.

Lleno de optimismo y nuevas metas, el Primer Mandatario, indicó que esta cena realizada en el Salón de Banquetes de Carondelet no es de despedida sino de  esperanza y  bienvenida a Lenín Moreno  y Jorge Glas quienes asumen la dirección del país desde mañana, 24 de mayo, señaló el presidente Rafael Correa quien estuvo acompañado de su esposa, Anne Malherbe. JV/El Ciudadano (I) 

Cientos de flores adornan los pasillos principales del  Palacio de Gobierno para recibir al Mandatario electo, Lenín Moreno, quien recibirá la banda presidencial por parte del Presidente Rafael Correa,  en la Asamblea Nacional, este 24 de Mayo.

Técnicos y pintores hacen su trabajo sin dejar escapar ningún detalle en cuanto a conexiones eléctricas e impecables fachadas blancas.

Mientras tanto, el Presidente Rafael Correa continuó con su agenda de labores en la que se incluye el proceso de transición. En esta tarea hizo una pausa para expresar su gratitud al cuerpo de seguridad que lo acompañó durante diez años; así como al personal de la Casa de Gobierno.

“La historia con serenidad sabrá juzgar este tiempo -que sin duda- ha sido un tiempo histórico. Estamos entregando un país transformado y eso es gracias a todos ustedes”, expresó el Jefe de Estado.

Los funcionarios a su vez le expresaron su cariño y admiración. Varios de ellos, aprovecharon para tomarse una fotografía con quien lideró el proceso de cambio en el país en favor de los más pobres.

En la noche está prevista una cena en honor a los Mandatarios y las delegaciones que participarán en la ceremonia de cambio de mando. A la cita han confirmado su presencia Michelle Bachelet (Chile), Horacio Cartes (Paraguay), Jimmy Morales (Guatemala) y Juan Orlando Hernández (Honduras). JV/El Ciudadano (I) 

Página 1 de 70

 

 

 

 

 

.....................................................................................................

.

_________________________________________________________

optica

 

 

 

 

 

logop.fw

Teléfono: 052-780-787

mail: info@aldia.com.ec

Celular: 0997151726

whatsapp: 0997151726

Dirección: Quevedo vía Valencia a una cuadra del Banco Pichincha de San Camilo

Babahoyo C.C Bahía Calderón Av. 6 de Octubre.

Boletín de Noticias

Registrese y reciba las ultimas noticias en su correo