"Sook", quien prefirió mantener su verdadera identidad anónima, tenía veintiséis años cuando huyó de Corea del Norte. En 2004, seis años después de su salida, fue entrevistada por Barbara Demick, una periodista estadounidense interesada en el sistema educativo del país comunista. De allí se desprende que "Sook", pese a ser una mujer inteligente y, en alguna medida, responsable de la educación de los norcoreanos, ignoraba conocimientos que en el resto del mundo consideraríamos básicos.

En los años anteriores a su fuga, era maestra escolar para niños de jardín de infantes. Vivía en un pueblo minero al norte del país y estaba estudiando para obtener un posgrado en educación. Según relata, la memoria que aún conserva de aquellos años fue la de ser testigo de cómo sus estudiantes, de tan solo cinco o seis años, morían lentamente de hambre. Al mismo tiempo, debía enseñarles que Kim Il-sung, el fundador de Corea del Norte, era un héroe. Y que su heredero, Kim Jong-il, era el hijo de un dios.

Kim Il-sung (izquierda), el fundador de Corea del Norte y su hijo, Kim Jong-Il (derecha), su sucesor© Proporcionado por THX Medios S.A. Kim Il-sung (izquierda), el fundador de Corea del Norte y su hijo, Kim Jong-Il (derecha), su sucesor

A los doce años conoció a Taeyang, con quien mantuvo una relación amorosa hasta sus últimos días dentro del régimen. Sin embargo, lo más sorprendente de su noviazgo es que, luego de tantos años juntos, nunca tuvieron contacto sexual.

"Nos tardamos tres años para tomarnos de las manos. Otros seis para besarnos", le confesó "Sook" a Demick entre risas. "Nunca hubiera soñado con hacer algo más. Cuando abandoné Corea del Norte, tenía veintiséis años y era maestra, pero aún no sabía cómo se concebían los bebés".

Barbara Demick (izquierda) junto a Song (derecha), una mujer de origen norcoreano© Proporcionado por THX Medios S.A. Barbara Demick (izquierda) junto a Song (derecha), una mujer de origen norcoreano

"Sook", ya casada y con hijos, recuerda a Taeyang con calidez. Él había sido su mejor amigo, su novio y la única persona a quien le confiaba sus sueños y los secretos de su familia. Aún recuerda cuando ambos se escapaban de sus casas en el medio de la noche para compartir tiempo juntos sin que nadie los viera, ya que como ella pertenecía a la clase social más baja del régimen -los beulsun-, constantemente observada, podía arruinar el futuro de Taeyang, un joven estudiante prometedor que ansiaba mudarse a Pyongyang, donde solo son admitidos los elegidos por el régimen.  

Aunque los beulsun no son admitidos en Pyongyang, "Sook" casi lo logra antes que su novio. Cuando tenía 15 años de edad, su escuela fue visitada por un grupo de hombres serios y mujeres en trajes sombríos. Eran los okwa, miembros de la quinta división del Partido de los Trabajadores de Corea y reclutadores que recorren el país en búsqueda de mujeres jóvenes calificadas para servir en el servicio personal del líder supremo. 

 

Las sirvientas personales de Kim Jong-un© Proporcionado por THX Medios S.A. Las sirvientas personales de Kim Jong-un

De tan solo 15 años de edad, "Sook" no sabía qué implicaba formar parte del servicio personal de Kim Il-sung o Kim Jong-il, solo que servirlos significaría un gran honor. Además, exclusivamente las chicas más bonitas e inteligentes eran seleccionadas para el cargo.

De ser elegidas, eran enviadas a un campamento de entrenamiento de estilo militar y luego asignadas a una de las varias residencias del líder alrededor del país. Una vez aceptadas, no se les permitiría regresar a sus hogares, aunque sus familias serían compensadas con regalos valiosos.

Kim Jong-un junto a sus sirvientas personales© Proporcionado por THX Medios S.A. Kim Jong-un junto a sus sirvientas personales

Aliviada, "Sook" cuenta que fue la única niña seleccionada y examinada de su clase, pero finalmente fue rechazada por ser beulsun. Aunque no está exactamente claro qué tipo de trabajo hacen estas chicas, se decía que algunas eran secretarias, criadas, o animadoras; otras, según los rumores, eran concubinas, o "mujeres de consolación". Pese a que en el momento se sintió herida e inferior, hoy agradece que su clase social la haya salvado de ese destino. (I) Fuente Infobae

Estados Unidos y sus aliados ganarían una eventual guerra contra Corea del Norte, pero ésta sería "catastrófica" para las poblaciones civiles de la región, dijo este jueves el secretario de Defensa estadounidense, Jim Mattis.

"Sería una guerra catastrófica, especialmente para la gente inocente" de la zona, incluyendo, "muy probablemente, a Japón", dijo Mattis ante una comisión del Congreso. 

"Hacemos todo lo que podemos para que eso no suceda y por resolverlo de manera diplomática", agregó.

Los norcoreanos acumularon en la frontera artillería y misiles que podrían alcanzar Seúl y causar "daños terribles" en la capital sudcoreana antes de ser destruidos. "Es una guerra que no queremos".

Pyongyang está intentando dotarse de misiles nucleares capaces de alcanzar Estados Unidos.

Washington considera al régimen norcoreano como "la amenaza más peligrosa y urgente para la paz y la seguridad". 

 

El presidente estadounidense Donald Trump ha insistido, desde su llegada al poder en enero, ante China, principal aliado de Corea del Norte, para que frene las aspiraciones nucleares de Pyongyang. 

"China respondió positivamente en algunos aspectos", señaló Mattis, y recordó que Pekín votó la semana pasada la resolución de la ONU contra 14 altos funcionarios norcoreanos. 

Este tema será uno de los principales que se abordará la semana próxima durante una reunión que mantendrán en Washington Mattis y el secretario de Estado, Rex Tillerson, con sus pares chinos, dijo el secretario de Defensa. (I) Fuente 24 Horas 

Corea del Norte ha lanzado, aunque un poco tarde, una amenaza velada contra la ciudad de Nueva York en respuesta a un tuit que publicó Donald Trump a principios de año, antes incluso de que jurara su cargo como presidente el 20 de enero. Pyongyang insinuó la semana pasada que es capaz de alcanzar la gran manzana con un misil de alcance intercontinental. El desafío se suma a la escalada de tensiones que llevan escenificando ambos países desde la llegada del magnate al frente de Estados Unidos y que ha provocado inestabilidad en la región de Asia y el Pacífico.

Un artículo publicado por el periódico norcoreano Rodong Sinming del que se hace eco el medio estadounidense Newsweek, sugería que la distancia que los 10.400 kilómetros que separan Corea del Norte (o la República Popular Democrática de Corea, DPRK, en sus siglas en inglés) y Nueva York “no es una distancia tan larga para un bombardeo hoy día”.

Donald Trump publicó en enero un mensaje en el que subestimaba el alcance del supuesto misil balístico nuclear intercontinental (ICBM, en sus siglas en inglés) que estarían desarrollando los norcoreanos.“Corea del Norte acaba de decir que está en las etapas finales del desarrollo de un arma nuclear capaz de alcanzar partes de EE.UU. ¡No va a suceder!”, escribió entonces el presidente electo. 

Desde aquél mensaje, Trump ha enviado un portaviones a la zona, que también ha sobrevolado con aviones de guerra, y ha realizado una prueba de escudo contra misiles intercontinentales, entre otra demostraciones de fuerza. Todo ello debería servir para prevenir una guerra con Corea del Norte, algo a lo que Pyongyang ya está preparado para asumir, o eso dice. Por el momento, se teme que el país de Kim Jong Un estaría preparándose para realizar una sexta prueba de armas nucleares.

Las pruebas estratégicas realizadas por el país norcoreano “demuestran claramente que el tiempo para la prueba de su misil intercontinental está cerca”, afirma el artículo en el periódico estatal. (I) Fuente La Vanguardia 

El Secretario de Defensa estadounidense, James Mattis, advirtió este domingo que una guerra con Corea del Norte sería "catastrófica" y "probablemente el peor tipo de guerra en la vida de la mayoría de las personas".

Las declaraciones de Mattis llegaron horas antes de que el régimen de Pyongyang realizara en la madrugada del lunes un nuevo lanzamiento de un misil balístico que aterrizó en el Mar de Japón.

Durante una entrevista en un programa de la cadena estadounidense CBS, el funcionario se mostró preocupado por el poderío militar del régimen de Kim Jong-un, que amenaza a la región y a los aliados de EEUU.

"El régimen de Corea del Norte tiene cientos de cañones de artillería y lanzacohetes que pueden alcanzar a una de las ciudades más densamente pobladas del mundo, como es la capital de Corea del Sur", destacó Mattis.

"El régimen es una amenaza para la región, para Japón, para Corea del Sur", dijo el Secretario de Defensa, quien agregó que representa también una amenaza directa para Estados Unidos. "Y en el caso de una guerra, afectaría a China y a Rusia también", consideró.

Mattis se mostró además especialmente preocupado por los constantes ensayos balísticos de Pyongyang, que hacen que las capacidades militares del régimen "mejoren con cada test". 

"La conclusión es que sería una guerra catastrófica, si esto se convierte en un combate y si no somos capaces de resolver esta situación por medios diplomáticos", concluyó el secretario de Defensa.

Pyongyang ha llevado a cabo dos pruebas nucleares y decenas de lanzamientos de misiles en lo que va de año, a pesar de las importantes sanciones económicas impuestas por Naciones Unidas.

Los dirigentes del G7 calificaron el sábado las pruebas nucleares y de misiles norcoreanos de "amenaza grave", y se mostraron dispuestos a tomar medidas al respecto, mientras que, tras el último lanzamiento, el presidente surcoreano Moon Jae-In pidió una reunión del Consejo Nacional de Seguridad para abordar el tema. (I) Fuente Infobae 

Corea del Norte ha mostrado este lunes fotos de la Tierra tomadas desde capas altas de la atmósfera por una cámara instalada en el misil que lanzó en la víspera en un aparente intento de demostrar que domina la tecnología de reentrada para proyectiles balísticos.

El Rodong Sinmun, el diario oficial del Partido de los Trabajadores, publicó hoy decenas de fotos en color del lanzamiento del misil Pukguksong 2 del domingo, en las que se incluyen varias imágenes del planeta tomadas a gran altura (el proyectil alcanzó una altura máxima de 560 kilómetros).

Es la primera vez que el régimen de Kim Jong-un muestra imágenes tomadas desde una cámara adherida a uno de sus misiles.

Los expertos ya han resaltado que cinco de estas fotos publicadas en la página 3 del diario parecen haber sido tomadas cuando el misil estaba realizando su reentrada en las capas inferiores de la atmósfera.

Hasta ahora el régimen de Pyongyang nunca ha aportado datos concretos sobre el rendimiento de sus proyectiles a la hora de realizar la "reentrada atmosférica" lo que impide evaluar sus verdaderas capacidades y hace pensar que aún se encuentre en una fase temprana a la hora de dominarla.

Esta tecnología es necesaria para que la cabeza de un misil (donde se equipan una carga explosiva como, por ejemplo, una bomba atómica) soporte la vibración y el calor de la fase terminal de vuelo antes de impactar.

A la espera de que los analistas estudien al detalle las imágenes, la publicación de las mismas parece destinada a inquietar nuevamente a la comunidad internacional y especialmente a EE.UU.

A principios de año, el líder norcoreano, Kim Jong-un, advirtió de que estaba muy avanzado el desarrollo de un misil intercontinental, que pondría a tiro a EEUU y podría ser un importante elemento disuasorio.

Esto, unido a los insistentes test de Pyongyang pese a las duras sanciones de la ONU, ha llevado a la administración Trump a alzar la voz y a incrementar aún más la tensión en la península coreana con insinuaciones de que podría realizar un ataque preventivo. (I) Fuente Huffington Post

Tropas de Estados Unidos estacionadas en Corea del Sur han realizado un ejercicio en el que simulaban destruir depósitos de armas de destrucción masiva norcoreanas, en un momento marcado por el reciente lanzamiento de un nuevo misil por parte de Pyongyang.

Soldados de dos divisiones de infantería participaron en este ejercicio, llamado "Warrior Strike 7", efectuado en Camp Stanley, al norte de Seúl, y en un complejo cerca de la frontera intercoreana.

La información y las imágenes de la operación, cuya fecha no se ha dado a conocer, son publicadas hoy en la web Flickr y en la cuenta oficial de Facebook de la Segunda División de Infantería de las Fuerzas de EE.UU. en Corea del Sur (USFK).

La operación consistió en el desembarco en tierra de unidades aerotransportadas desde el mayor navío de la Marina surcoreana, el buque de asalto Dokdo, que después procedieron a infiltrarse en distintas instalaciones para destruir o hacerse con el control de arsenales de armas de destrucción masiva.

Las fotografías muestran operaciones y protocolos relacionados con la infiltración en depósitos de armas radiactivas, biológicas o químicas, o la desactivación de cabezas de misiles.

El simulacro se produce en un momento de tensión en la península coreana ante los insistentes ensayos armamentísticos del régimen de Kim Jong-un (el último el pasado domingo) y el endurecimiento del discurso de Washington tras la llegada a la Casa Blanca de Donald Trump.

 

La nueva Administración estadounidense ha llegado a insinuar la posibilidad de efectuar ataques preventivos sobre Corea del Norte si Pyongyang insiste en el desarrollo de su programa nuclear y de misiles.

El último misil lanzado por el Ejército norcoreano, y que Pyongyang definió como un nuevo tipo de proyectil, mostró un excelente rendimiento, lo que supone un nuevo avance para Corea del Norte con vistas a desarrollar en el futuro un misil nuclear capaz de alcanzar territorio estadounidense.  (I) Fuente EFE

Corea del Norte aseguró este lunes haber probado con éxito un nuevo tipo de misil, que sería capaz de transportar una “potente cabeza nuclear” y alcanzar bases norteamericanas en el Pacífico.

 

Tras el ensayo, Estados Unidos y Japón pidieron convocar a una reunión de urgencia del Consejo de Seguridad de la ONU, que podría celebrarse el martes. Por su parte, el presidente ruso Vladimir Putin calificó este lunes el lanzamiento de “contraproducente y peligroso”, pero también pidió que se deje de “intimidar a Corea del Norte” y abogó por una solución pacífica.

El misil lanzado por Corea del Norte constituyó la prueba exitosa de un nuevo modelo de cohete, aseguró este lunes la prensa estatal en Piongyang. Se trató de “un misil estratégico de mediano a largo alcance recién desarrollado Hwasong­12”, indicó la agencia oficial KCNA, precisando que el líder norcoreano Kim Jong­Un “supervisó personalmente el lanzamiento de este nuevo modelo de cohete”.

Algunas fotos lo muestran en un hangar cerca del misil, y en otras aparecen aplaudiendo junto a oficiales después del disparo. Se trata del segundo lanzamiento de misil en cerca de dos semanas y el primero desde que el presidente Moon Jae­In llegó al poder en Corea del Sur.

La tensión en la península de Corea sigue en aumento mientras Pyongyang amenaza con la guerra nuclear y la alianza entre Washington y Séul muestra su poder con la intención de frenar el programa atómico del hermético régimen.

Los ejercicios Foal Eagle, en conjunto entre Corea del Sur y Estados Unidos, y el envío del USS Carl Vinson a la región, fueron contrastados en Corea del Norte con una prueba de misiles balísticos.

Pero el martes los países subieron un escalón en la tensión, luego de que los bombarderos estratégicos B-1B Lancer sobrevolaran la península y provocaran la reacción de Pyongyang, que señaló en un comunicado que "la provocación militar imprudente está llevando la situación en la península coreana al borde de la guerra nuclear".

 

Los bombarderos supersónicos volaron desde la base estadounidense en la isla de Guam, en el Pacífico, para realizar un ejercicio con las fuerzas aéreas de Corea del Sur y Japón
Los bombarderos supersónicos volaron desde la base estadounidense en la isla de Guam, en el Pacífico, para realizar un ejercicio con las fuerzas aéreas de Corea del Sur y Japón

Estos aviones con alas de geometría variable, que se extienden o retraen según las necesidades de velocidad, fueron introducidos en el arsenal de la Fuerza Aérea de Estados Unidos en 1986 y son parte de su "triada" de bombarderos estratégicos nucleares, junto al icónico B-52 Stratofortess y el B-2 Spirit.

Pero a diferencia de estos, el Lancer tiene la capacidad de romper la barrera del sonido y volar a 1335 kilómetros por hora, y mantener una velocidad de crucero de 1100 kilómetros por hora que es incluso superior a la máxima alcanzada por el B-52 y el B-2 Spirit, según datos de la empresa Boeing, dueña de Rockwell, su fabricante.

 

Dos B-1B Lancer, capaces de llevar hasta 34.000 kilogramos de armamento, incluyendo el nuclear, a 1335 kilómetros por hora aumentaron la tensión en la península coreana (Reuters)
Dos B-1B Lancer, capaces de llevar hasta 34.000 kilogramos de armamento, incluyendo el nuclear, a 1335 kilómetros por hora aumentaron la tensión en la península coreana (Reuters)

Con una tripulación de cuatro, cada uno de estos B-1B puede llevar unos 34.000 kilogramos de bombas y misiles internamente o en sus alas, incluyendo también armamento nuclear, es decir la misma cantidad que el avejentado Stratofortress y bastante más que el Spirit, especializado en evadir radares.

Mientras que su alcance es decrito por Boeing como "intercontinetal" y revistas especializadas lo sitúan cerca de los 10.000 kilómetros.

Desde su introducción los Lancer han llevado su terrible poder destructivo a Irak, Afganistán, Libia y Kosovo, y el martes volaron sobre la península coreana desde su base en la isla de Guam, en el Pacífico.

 

Los aviones entraron en servicio en 1986. Su versión actual, la B, cuesta unos 280 millones de dólares por unidad
Los aviones entraron en servicio en 1986. Su versión actual, la B, cuesta unos 280 millones de dólares por unidad

La Fuerza Aérea estadounidense dijo en un comunicado que los bombarderos volaron para realizar ejercicios de entrenamiento con las fuerzas aéreas de Corea del Sur y Japón, reportó la agencia Reuters.

Pyongyang argumentó en cambio que los B1-B realizaron "un simulacro de lanzamiento de una bomba nuclear contra objetos importantes" en su territorio en momentos en que Trump y "otros belicistas estadounidenses claman por llevar a cabo un ataque nuclear preventivo" contra Corea del Norte.

 
En septiembre de 2016 los Lancer sobrevolaron Corea luego del quinto ensayo nuclear exitoso de Pyongyang (AFP)
En septiembre de 2016 los Lancer sobrevolaron Corea luego del quinto ensayo nuclear exitoso de Pyongyang (AFP)

No es la primera vez que los Lancer sobrevuelan la región. En septiembre de 2016 realizaron un vuelo a baja altura cerca de la base estadounidense de Osan, en Corea del Sur, luego de que el régimen de Kim Jong-un realizara con éxito su quinto ensayo nuclear. (I) Fuente Infobae 

Como “una pesadilla del apocalipsis” describe el experto en seguridad, Sébastien Roblin, al submarino nuclear estadounidense clase Ohio, un “boomer” o submarino de misiles balísticos. Existen 14 de este tipo en la actualidad.

De acuerdo con la colaboración de Roblin para The National Interest, uno solo de estos sumergibles podría destruir en su totalidad a Corea del Norte.

La flota de estos submarinos transporta más de la mitad del arsenal nuclear de EEUU. Uno solo de ellos, que mide unos 170 metros de largo, podría llevar en su interior 24 misiles Trident II, que pueden dispararse incluso bajo el agua e impactar puntos a más de 7,000 millas de distancia.

 

Según el analista, un submarino clase Ohio puede disparar su carga en menos de un minuto, expulsar unas 192 cabezas nucleares y eliminar 24 ciudades de un plumazo. Quizá el único que podría competir con esta arma es el único submarino de clase Typhoon que queda en Rusia.

Los submarinos clase Ohio, que podrían recibir órdenes de abrir fuego de manera remota, comenzaron a operar en la década de los 80 y servirán hasta finales de la década de 2020, periodo en el que podrían ser actualizados hasta que venga su modelo sucesor que, según Roblin, podría ser la clase Columbia. (I) Fuente La Opinión

Seúl.- Tropas estadounidenses han comenzado la instalación del escudo antimisiles THAAD en Corea del Sur entre protestas de la población local, que se opone al despliegue de este sistema pensado para interceptar proyectiles norcoreanos.

Aunque las Fuerzas Estadounidenses en Corea (USFK) no han anunciado ni emitido comunicación alguna sobre la operación, un portavoz del Ministerio de Defensa surcoreano confirmó que la instalación ha comenzado cerca de la localidad de Seongju (centro).

Varios camiones descargaron de madrugada en la zona que se ha habilitado para acoger el Sistema de Defensa Terminal de Área a Gran Altitud (THAAD) diferentes equipos que integrarán el escudo, dijo el portavoz.

Diseñado para derribar misiles a gran altura, una batería del THAAD incluye seis lanzaderas autopropulsadas (cada una con unos 50 misiles interceptores) y una unidad de control de lanzamiento y comunicaciones conectada a un potente sistema de radar de largo alcance de banda X.

Varios centenares de ciudadanos de la comarca protestaron a las puertas del recinto y tuvieron que ser contenidos por un dispositivo policial que permitió finalmente la entrada de los camiones, según informó la agencia de noticias Yonhap.

Muchos de los habitantes de Seongju, región agrícola famosa por el cultivo de melones, se muestran preocupados por la posibilidad de que su comarca se convierta en objetivo de ataques norcoreanos y también por los efectos que los potentes radares del THAAD tengan sobre su salud y sus sembrados.

Otros creen que la instalación debería retrasarse hasta después de las elecciones presidenciales del próximo 9 de mayo, puesto que algunos candidatos, incluido el favorito, el liberal Moon Jae-in, sugieren que la decisión de desplegarlo sea revisada por el Ejecutivo que salga de estos comicios.

Ante los repetidos ensayos de misiles de Corea del Norte, EEUU y el Gobierno de la destituida presidenta surcoreana Park Geun-hye acordaron instalar el THAAD en julio de 2016.

 

La decisión ha levantado ampollas en Pekín, ya que el Gobierno chino considera que los radares del sistema pueden usarse para espiar sus instalaciones militares.

Desde entonces, empresas y determinados sectores de la economía surcoreana han sufrido un boicot encubierto de China como represalia al despliegue del THAAD. (I) Fuente La Opinión 

Página 1 de 4

 

 

 

 

 

.....................................................................................................

.

_________________________________________________________

optica

 

 

 

 

 

logop.fw

Teléfono: 052-780-787

mail: info@aldia.com.ec

Celular: 0997151726

whatsapp: 0997151726

Dirección: Quevedo vía Valencia a una cuadra del Banco Pichincha de San Camilo

Babahoyo C.C Bahía Calderón Av. 6 de Octubre.

Boletín de Noticias

Registrese y reciba las ultimas noticias en su correo